1. Dibuja todos los días al menos 5 minutos. Sea lo que sea, aunque no te apetezca. Cuando te des cuenta llevarás más tiempo.
  2. Lleva siempre papel y lápiz encima. Nunca sabes si vas a encontrar algo interesante que dibujar.
  3. Presentate a concursos. No importa que no vayas a ganar. Te ayudará a trabajar con plazos de entrega y con temáticas que no tienen porque ser de tu gusto.
  4. Colabora en un Fanzine o un Doujinshi. Aprenderás a  trabajar en equipo y conoceras los problemas que pueden surgir
  5. Subscríbete a blogs como mangablog.es o foros especializados. Siempre encontrarás información de ayuda y conocerás gente con tus mismas aficiones.
  6. Enseña tus trabajos y deja que los critiquen. Acepta las críticas constructivas y rechaza las que no aporten nada. Tus dibujos no tienen porque gustarle a todo el mundo y siempre se comenten errores que tú no ves.
  7. Ten un buen lugar de trabajo. Se ordenado y limpio y ten cada cosa en su sitio. Tendrás más espacio para trabajar y evitarás derramamientos de tinta.
  8. Aprende siempre de los mejores. Si aprendes de los peores adquirirás sus defectos y malos hábitos que te acompañarán siempre en tu vida.
  9. Lee muchos libros de calidad. Cuando cuentas una historia los mejores son escritores. Te ayudará a desarrollar tu narrativa.
  10. Aprovecha cualquier rato ocioso para dibujar. Cuando esperas el autobús, en la consulta del médico, durante los viajes en tren o avión… Te darás cuenta de la cantidad de tiempo que disponemos en un día.